• contacto@educalike.es
In Móviles y Tabletas,Salud Digital

CUIDADO: SMARTPHONES, TABLES Y LESIONES DE ESPALDA

El uso habitual de smartphones y tablets por parte de los niños y adolescentes puede tener consecuencias físicas, tal y como señalan recientes estudios médicos.

Hace años que se advierte sobre las lesiones físicas que pueden derivarse de las malas posturas adoptadas frente al ordenador. Horas y horas frente al monitor tienen consecuencias de todo tipo en los más pequeños: desde los problemas para la vista o para la espalda, hasta la tendencia a la obesidad ante la falta de actividad física. Las horas frente al ordenador, añadidas a las horas frente a la televisión, causan verdaderos estragos si no se controlan y combinan con una concienzuda actividad física.

Pensábamos que la conectividad móvil tendría un efecto positivo en esta cuestión, al permitir a los jóvenes y adolescentes salir de casa sin dejar por ello de estar conectados con sus distintos grupos de amigos y familiares. De hecho, una de las frases que más escuchamos en grupos de trabajo realizados con alumnos/as de 14 a 16 años, es precisamente esta: “con un Smartphone te sientes mucho más libre. Ya no tienes que estar pegado al ordenador para enterarte de todo lo que sucede y de todo lo que se dicen tus amigos y amigas”.

Sin embargo, esta libertad debe combinarse con conocimiento y responsabilidad (como siempre). En el caso de las consecuencias físicas, los efectos no son los mismos que observamos tras horas de permanencia delante de un monitor o una televisión, pero los hay. Un reciente estudio desarrollado a partir de pruebas a niños y adolescentes, que incluye la realización de pruebas de escáner de resonancia magnética, ha sacado a la luz un dato verdaderamente preocupante: el 40% de los niños de entre 8 y 18 años están desarrollando espaldas con lesiones propias de personas de 50 años de edad.

El cirujano ortopédico Piet van Loon, advierte en la revista Medisch Contact que ya están operando a jóvenes de 19 y 20 años de hernias discales, y que cada vez atienden a más jóvenes con problemas de espalda y el desarrollo de las llamadas “jorobas”. El analista André Soeterbroek advirte de que los más pequeños se inclinan sobre sus smartphones y tablets para mantener el equilibrio, agachando la cabeza y adelantando las caderas.

La forma de evitar que espalda crezca deformándose y aplastando la parte delantera los discos intervertebrales, es utilizar estos aparatos el mayor tiempo posible adoptando la posición de “tumbado boca abajo”. De esta forma se refuerzan los músculos de la espalda, como se hace con los bebés para que desarrollen la fuerza necesaria para sostener sus cabezas.

Teniendo en cuenta que esto puede corregirse en los niños y adolescentes, creo que es importante trabajar con ellos todo el tema postural. Los menores dedican horas diarias al manejo de sus smartphones, y es necesario que comiencen a hacerlo de forma correcta. No dedicar mucho tiempo seguido a su manejo, levantar la cabeza, estirar la espalda, alternar con ejercicios de cuello y fortalecer sus espaldas. Debemos añadir esto al trabajo que ya realizan algunos con su vista: descansar con frecuencia, levantarse y enfocar a objetivos que se encuentran a media y larga distancia, etc. Van a pasar la mayor parte de su vida manejando dispositivos de este tipo, así que más vale prestar atención a esta cuestión.

Leave a Reply

Send Us Message

*

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>